Tipos de suelo de madera

instalación suelo madera

Cómo elegir tipos de suelo de madera

A la hora de elegir un tipo de suelo para nuestra vivienda, local, etc. Además de pensar que tiene que resistir el desgaste, también hay que pensar en el importante papel que cumple en cuanto a la decoración de interiores, especialmente en locales públicos, comerciales, oficinas y por supuesto en viviendas. De entre todos los tipos de suelos que existen en el mercado, la madera está considerada como uno de los mejores materiales, pues con ella conseguimos crear un ambiente cálido y confortable. Así pues, es fácil que nos hagamos las siguientes preguntas:

Pero, ¿cuántos suelos de parquet o suelos de madera existen? y ¿cuál es el suelo de madera más apropiado para un dormitorio? ¿son recomendables para la cocina?

Antes de contestar a estas preguntas hay que saber que existe una diferencia entre suelos de tarima y suelos de parquet. La diferencia está en que la tarima suele ser de material sintético que imita la madera, mientras que el parquet es de madera maciza natural.

Instalación suelo laminado

Tarimas Flotantes

E suelos de madera no están adheridos al piso. Las láminas que lo componen pegadas unas con otras (actualmente ya no se instala) y, al estar “flotando”, es un pavimento que con los cambios de humedad o temperatura se dilata y se contrae libremente, sin deformarse, pero para ello hay que dejar cierta holgura en todo su perímetro durante su instalación, la cual se puede realizar sobre cualquier suelo antiguo que esté nivelado. Pero donde exista un clima con cambios bruscos de temperatura no se recomienda.

Dentro de estas tarimas tenemos las que se llaman tarimas flotantes sintéticas o suelos laminados, su diseño imita la madera. Su instalación es sencilla y rápida. Existen en gran variedad de colores y texturas y no precisan mantenimiento. Resulta una buena opción para una reforma en casa.

Las tarimas flotantes multicapa están formadas por varias capas de madera siendo la parte superior de madera noble y estando reforzada con barniz para que sea más duradera al desgaste.

Tarimas Macizas

Estas tarimas son las de mejor calidad. Están formadas por tablones de madera maciza que consiguen un acabado de lujo. De estas existen varios tipos:

  • Tarimas macizas de interior: son las tarimas tradicionales por excelencia. En este tipo de suelo es recomendable realizar in situ el lijado y barnizado.
  • Tarimas macizas de exterior: utilizan elementos de sujeción inoxidables. La madera debe ser previamente tratada para prevenir el ataque de insectos y hongos. Una vez colocada se lija y barniza.
  • Tarimas macizas multicapa: formadas por una estructura de 3 capas de madera del mismo tipo encoladas donde la capa superior tiene al menos 5 mm de espesor lo que le da una alta resistencia.

A la hora de elegir el tipo de suelo que queremos poner en nuestro local, viviena, oficina, hoteles, etc. Es preciso tener en cuenta el uso que se le va a dar para saber qué resistencia debemos elegir. Así, para una vivienda se recomienda pedir tarimas con una resistencia de al menos AC4, mientras que en un local de uso público será preciso irse a uno de tipo AC5.